Texto, Fotos y Video

Por: Óscar Sànchez Moreno

Hace unos días, me llamó la atención el título de un disco “En Magnífico Estado”… pensé: ¿qué etapa de la vida, me parecería la mejor?, y para no quedarme solo con mi pensamiento, pregunté a mis amigos su opinión. Y bueno, hubo los que consideraban la de los 20 a los 30 años, por ser donde conscientemente alcanzas tus metas y logros, donde estas en plenitud de capacidades; otros opinaron que en la madurez, por ser donde tienes la oportunidad de hacer, de crear, de corregir, de suspirar, de planear, y es una etapa llena de experiencias, aprendizajes, conocimientos y reflexiones; otros que la juventud con su irresponsabilidad justificada, todo se hace fácil, con más tiempo; también hay quienes dicen que la etapa de ser abuelos es la mejor, la paternidad irresponsable, ver la vida renovarse hace que al ver a los nietos sea una felicidad tan grande, que los cielos se ven allá abajito; y varios más opinaron, sin duda, que la niñez, ese vivir sin ataduras, donde no hay conciencia de lo que haces y te atreves a tantas cosas que después considerarás peligrosas, donde piensas, dices y haces todo de manera natural y espontánea, donde te olvidas de los enojos fácilmente, donde te entregas a descubrir la vida y a disfrutarla sin cortapisas…

A propósito, del Día del Niño en México y del Día Internacional del Jazz; les platico de un niño, qué por la música, se desprendió de su tesoro: una bicicleta, para poder dar el enganche de su primer saxofón. Estamos hablando del Mtro. Rodolfo “Popo” Sánchez, autor del disco “En Magnífico Estado”; a quien entrevistamos en la presentación que ofreció en “El Barítono” de Cd. Satélite; y conversamos precisamente sobre éste disco, que es su más reciente producción.

Sobre este material nos dijo: “tuve la oportunidad de sacar al aire algunas composiciones que estaban guardadas y fue muy importante contar con la colaboración de los músicos más connotados de nuestro país, quienes participaron incondicionalmente, digo incondicional, porque de otra forma no hubiera sido posible reunirlos, son músicos muy cotizados y fueron de muy buena voluntad a tocar mi música… me llevé grandes satisfacciones”. – Y realmente, basta con echarle un vistazo, para quedar sorprendido con la cantidad y calidad de los músicos que colaboraron, solo por mencionar algunos, Enrique Nery, Héctor Infanzón, Aarón Cruz, Chucho López, Roberto Arballo “Betuco”, Víctor Patrón… la lista es larga y el resultado magnífico… altamente recomendable.

En cuanto a lo que significa el Jazz en su vida: “es un desahogo de mis emociones… estar dialogando con magníficos músicos y estar en esa magia de vibraciones… es un mundo muy aparte, es como flotar, como andar en el espacio; y cuando termina la sesión, cuando termina el concierto, regreso a la realidad, salgo del escenario y regreso a poner los pies sobre la tierra; pero la música me ha dado la oportunidad de manifestar todas mis emociones y de ser libre…” – personalmente creo que es un privilegio, tener la oportunidad de decir las cosas con toda libertad; para esta presentación estuvo acompañado por Marcos Milagres (Bajo), Mario García (Batería) y Jorge Pacheco (Piano).

También le preguntamos ¿para quién es el Jazz? “Estoy convencido, de que ni se necesita ser un intelectual, ni es música elitista, como algunos lo han calificado; el Jazz es música para gente con sensibilidad, la sensibilidad no se aprende en ninguna universidad, ni tiene color, ni raza, ni credo; pero hay algo más, yo creo que los medios deben dar más oportunidad a la gente, al público, deben dar más espacio para este tipo de música; porque todo se satura, el cuadrante y los canales se llenan de cosas a las que llaman comerciales, aunque hay muy honrosas excepciones. Los medios deben brindar la opción a su público, de conocer este mundo, un mundo fascinante: la autenticidad, las emociones, las armonías, los diálogos… y hay gente que percibe ese mensaje, ¡Mi máxima felicidad es cuando mi mensaje llega al corazón de la gente!” – por cierto, fuimos testigos de que uno de los asistentes se acercó para decirle “Maestro me siento feliz, después de lo que acabo de oír ahorita, ahora sí ya me puedo morir tranquilo…” Este concierto se dio en un ambiente muy cálido, éste nuevo lugar al norte de la Cd. de México, tiene una muy buena acústica, personal atento y amable; y a tres meses de funcionar, es una muy buena opción para disfrutar del Jazz, les recomendamos darse una vuelta por “El Barítono”.

Actualmente, el Mtro. Rodolfo Sánchez Vega es investigador en la Universidad de Veracruz y también nos comentó sobre sus nuevos proyectos: “tengo material sinfónico basado en algunas composiciones mías y en compositores ya reconocidos y consagrados; tengo pendiente un ‘Lara en Sax’, donde la producción ya está completa” – Éste nuevo disco, incluirá doce temas, algunos poco conocidos como: “Cisne” y “Revancha” qué les anticipamos estará a un ritmo de blues, que se antoja ya escuchar; la producción comprende desde un cuarteto de Jazz hasta una sinfónica y se está en espera de un apoyo o de un mecenas, para que pueda salir a la luz.

Y saben… ese niño que cambio su bicicleta por un saxofón, encontró en su instrumento un “juguete” más permanente, porque con él en el escenario, disfruta y juega como niño transmitiendo mucha felicidad. Rodolfo “Popo” Sánchez interpreta su música, revelando los juegos más sutiles de la inteligencia, con una alegría que proviene de lo más profundo de su corazón. Así que, ahora creo que la etapa de la vida donde las personas nos podemos sentir “En magnífico estado”, puede ser cualquiera; la infancia por excelencia y todas las demás cuando se tienen grandes amigos con quien compartir, cuando sigamos sintiendo y disfrutando como niños lo que sea que hagamos, eso será una felicidad tan intensa… qué deseáremos que nunca termine…

Les dejamos un video, que tiene un saludo especial para nuestro auditorio. Nosotros nos encontramos en el siguiente “Con Tempo de…” aquí en OliviaLuna.Mx

¡Hasta la próxima!

Comentarios

Comentarios