Por: Marcus Losanoff

 

ruspoÉste recién terminado junio de 2013 en Brasil no fue como los anteriores, eso todo el mundo ya lo sabe. La subida nacional en el precio de los colectivos ha generado casi una revolución popular, sobre todo por la brutalidad protagonizada por la policía – militarizada desde los tiempos de la dictadura brasileña (1964-1985) – contra los manifestantes el día 13 (más conocido hoy como “La Revuelta del Vinagre”, dónde centenas han sido detenidos sin razón, si no por tener botellas de vinagre en manos, que sirve para quitar a los efectos del gas lacrimógeno).

La ‘gran prensa’ del país tuvo su participación, primero demonizando a los que salían a las calles por un transporte público de mejor calidad (les decían “vándalos” en los periódicos y noticieros) y después, como mágica, se volvió más que a favor, cuando se dio cuenta que la población estaba con el ‘movimiento’ (aún) espontaneo, y buscando por información no-oficial en las redes sociales, lejos de la manipulación mediática.

Hablando de las manifestaciones populares, el activismo y la acción de los medios, el artista de hoy en Caipirock es justo un periodista con venas abiertas y antenas prendidas en dirección a la situación indígena y que lucha directamente por causas ambientales. Éste es el reportero Ruy Sposati, que como músico y compositor, atiende por el seudónimo RUSPO y recién ha lanzado su primer disco, “Esses Patifes”. Al escuchar su trabajo musical, pronto se nota que Sposati no deja el lado ‘activista’ olvidado, si no que es algo mezclado a sus composiciones y a todo el contexto del disco. Al final, RUSPO es la ‘persona musical’ de Ruy, en vez de simplemente una actividad paralela a la de periodista.

Eso queda claro en temas de estética lo-fi como “Chatuba do Agroboy” (sobre la cuestión agraria brasileña) o “Anastácio”, que habla de un indígena de la tribu Kaiowá que se rehúsa a tener electricidad en su casa.

Esses Patifes fue escrito y grabado por el cantautor en 2 años, 4 estados y 8 ciudades, entre viajes hechos por cuenta de su trabajo como periodista. RUSPO hizo las 14 canciones del álbum en hoteles, aldeas y casas temporarias, utilizándose de instrumentos reales y softwares. A un periódico dijo algo curioso, otro día: en las aldeas compuso en la noche, en su computadora, pues solo tenía electricidad entre las 19h y 23h.

Puedes escuchar y bajar gratis a “Esses Patifes” aquí

Comentarios

Comentarios