Brasil presente en los Latin Grammy

vespas MandrinasLos brasileños del Grammy Latino 2013

Por: Marcus Losanoff

El pasado 25 de septiembre vimos los nominados al Grammy Latino 2013; entre ellos, muchos brasileños, en distintas categorías. Y entre estos brasileños, unos “más de lo mismo”, pero otros que igual fueron bienvenidas sorpresas. Y entre las sorpresas, unas positivas, otras negativas, claro. O sea, hay de todo… o casi todo. Por suerte Ai Se Eu Te Pego se ha confirmado el one hit wonder de Michel Teló y no volveremos a verlo en el escenário junto a los Blue Man Group éste año. Hagamos entonces un corto paseo sobre lo que ha saltado a la vista de ésta sección, referente a algunos brazucas nominados a la versión latina de los Grammy Awards.

Primero de todo, unas preguntas: ¿por que siguen con categorías como “mejor álbum de rock brasileño” o “mejor canción brasileña” o “mejor álbum de música cristiana (idioma portugués)” si es obvio que nadie fuera de Brasil ha escuchado a la mayoría absoluta de estos discos o temas? Es solo para que no salgamos los brazucas con las manos vacías? O capaz sea para obsequiarles trofeos a los empresarios que gastan tanta plata con payola y necesitan su “reconocimiento”. Hay que recompensarles el esfuerzo, claro. Igual, esto no ayuda nada a la integración. Y se mantiene el aislamiento de Brasil junto a los demás países del continente…

Y bueno, hablemos luego de 2 muy bienvenidas nominaciones: Vespas Mandarinas y Nevilton, ambas bandas representantes de una nueva escena de rock en el país, concurriendo al mismo premio: “Mejor Album de Rock Brasileño“.

Los Vespas son de São Paulo y vinieron éste año con su primer album, “Animal Nacional“, seguramente uno de los mejores discos de rock lanzados en 2013. Los temas son pegajosos, con riffs y estribillos que marcan, y letras que hablan de la vida cotidiana en una de las más grandes metrópolis del planeta. Un dato curioso: hay entre los 12 temas una versión en portugués de ‘Ya no sé qué hacer conmigo’ (“Não sei o que fazer comigo“), el clásico de los uruguayos Cuarteto de Nos.

Aquí el álbum completo para que lo escuchen:

 

El trío Nevilton ya está en su segundo álbum, “Sacode” (Sacude), lanzado el comienzo del año, logrando mezclar el indie rock y el pop de una forma muy competente, con letras inteligentes y, sobre todo, temas alegres e inspirados técnicamente. La crítica musical (sítios, blogs) ya considera éste uno de los grandes discos independientes de 2013. O sea, igualmente muy bien elegido para disputar el premio.

 

Sin embargo, se nota en el Grammy Latino 2013 una vez más algunos “dinosaurios” que están siempre ahí, concurriendo, no importa si con trabajos relevantes o no. Gente como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Roberto Carlos, por ejemplo, Caetano está en la disputa con la canción “Um abraçaço” (“mejor canción brasileña”) y no puedo ir contra a ésta nominación, ya que hace 1 año he escrito en ésta misma sección un par de elogios a Abraçaço, que cierra la “trilogía rock” del baiano. Resulta que ver a Gilberto Gil nominado a “Mejor Álbum MPB (Música Popular Brasileña)” por haber grabado temas viejos bajo arreglos nuevos (orquestrados), aunque sean lindísimos (y sí, lo son), igual le hace uno (extranjero o brasileño mismo) a pensar que no hay nada nuevo en el front musical brazuca cosa que no es verdad.

Ni hablar de Roberto Carlos y su canción “Esse Cara Sou Eu” (“Mejor Canción Brasileña”), que ha logrado mucho éxito acá por haber sido parte de la banda sonora de una novela de la TV Globo (siempre líder de audiencia). Pero sabemos que eso no es motivo suficiente (o no debería ser) para darle a la canción un “certificado de calidad“. Además, Esse Cara Sou Eu está lejos de los mejores momentos del “Rei“, apenas otro tema romanticón más suyo.

O sea, hay muchos nuevos artistas y bandas, cantantes y cantautores, con propuestas más o menos inovadoras, pero frescas, arriesgándose que merecerían más atención de los medios y del público. Ésta sección, inclusive, busca colaborar en eso, con la difusión de talentos; una pequeña y sincera contribución. Una pena que la mayoría (los artistas de sellos independientes, es decir) siga eclipsada por los mayores cuando hay premios de repercusión nacional o mundial. Una constatación obvia, claro que es parte del juego de la industria, pero igual triste.

A ver si el 21 de noviembre no seremos sorprendidos por el reconocimiento de la calidad más allá de todo y veremos a Vespas Mandarinas o Nevilton regalados con un grammy. Igual, ¿y qué?… Pero esto es tema para otra sección.

Comentarios

Comentarios